Vida y un segundo.

19 06 2010

Ayer me di cuenta que tanto estrés, tanta preocupación, tantas molestias no deberían significar nada en mi vida.

A veces paso quejándome de la vida, quejándome de como vivo, de como me atienden, cualquier estupidez es motivo para que yo me esté quejando sobre mi vida, pero como reflexiona uno cuándo su vida realmente está en peligro.

Ayer me quisieron asaltar, un autómovil Hiunday se estacionó frente a mí, un tipo armado salió del auto, me intimidó en menos de 40 milésimas, amenazó mi vida a cambio de un pinche teléfono celular, no se si con astucia o estupidez comencé a correr, dos balazos sonaron a mis espaldas.

Mi corazón latió mas rápido de lo que nunca había latido, la adrenalina me hizo correr como nunca lo había hecho -posiblemente porque de esa corrida dependía mi vida-, Sentí 5 segundos como si fueran una hora, y cuándo llegue a un lugar seguro solo pensaba en lo cerca que estuve de cruzar al otro lado.

Hoy amanecí con otra mentalidad, totalmente opuesta a lo que he pensado por 20 años, hay que preocuparse menos y vivir más, uno a veces se enfrazca en un mundo en el que solo piensa que la vida es trabajo, tanto así que mi lema de vida era “la vida no es más que el largo camino hacia la muerte”, que jalonazo de orejas me llevé, la verdad es que una deuda, un problema familiar, un mal servicio en un restaurante no deberían ser cosas que me angustien, ni mucho menos que me enojen.

Pensándolo fríamente, si ayer hubiera sucedido una desgracia, hubiera muerto angustiado, enojado, y estresado, por favor, una estupidez jamás me volverá a quitar la paz.

Cómo alguna vez me dijo un amigo que aprecio bastante, ” No dejes que nada te quite la paz”.

Distanti Saluti,

Fabrizio.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

19 06 2010
Felipe

En efecto, pero ¡Qué dificil! a veces el estrés cotidiano puede más.
Por cierto, que dicha que no pasó a más!

20 06 2010
ricbonco

Usted está teniendo la oportunidad de contar la historia. A veces vivimos tan rápido la vida que dejamos pasar lo que realmente es importante (el amanecer de un nuevo día, la sonrisa de un niño, el compartir un pequeño momento con la gente que uno aprecia). Gracias a Dios no le pasó nada, y tiene una oportunidad para reflexionar y ver que es lo que realmente quiere.

20 06 2010
Roy Jiménez Oreamuno

Bueno a veces para desarrollar nuestra inteligencia emocional, nos falta algún momento de quiebre, crucial, donde se llega a un punto donde uno verdaderamente se debe poner a reflexionar.

De fijo un Ángel del Señor, te llevaba en sus brazos y ni cuenta te distes y El protegió tu vida.

Así como las cosas más sencillas de la vida, nos pueden dar felicidad, debemos aprender a no desgastarnos con el trajín diario de la vida.

la vida es demasiada corta para morir estresado y deprimido y acongojado.

No dejemos que esas mentiras no nos dejen vivir en paz.

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: